31 Views

La mentira

Divertidísima y amarga visión de la vida en pareja.

La Mentira
La mentira © Paolo Tagliolini

Divertidísima y amarga visión de la vida en pareja

La mentira se estrenó a finales del año pasado en Madrid y después se representó en diferentes ciudades. El mes pasado volvió a Madrid y estará en cartel hasta el mes de septiembre.

La mentira es una obra divertidísima, amarga y muy profunda. Cuenta con unos diálogos punzantes, tronchantes, que esconden detrás una reflexión cruda y amarga sobre la vida en pareja. Una reflexión  sobre la verdad en el matrimonio, la vida en pareja y el amor. Reflexión que no comparto pero que entiendo perfectamente.

Escribe David Serrano basándose en un texto del francés Florian Zeller y dirige el argentino Claudio Tolcachir.

Una cena un poco tensa

Alicia (Natalia Millán) y Pablo (Carlos Hipólito) se disponen a cenar en su casa con una pareja de amigos, Miguel (Armando del Río) y Laura (Mapi Sagaseta). Antes de que lleguen, Alicia le confiesa a Pablo que ha visto a Miguel con otra mujer esa misma tarde. Alicia y Pablo no se ponen de acuerdo en si tienen que contárselo a Laura o no. Comienza entonces un juego de verdades y mentiras donde nada es lo que parece. Una juego que hará tambalear dos matrimonios y una amistad.

La mentira © Paolo Tagliolini

Reparto de lujo al servicio de un gran texto

Un texto tan bueno se quedaría en agua de borrajas sino tuviera un gran reparto detrás. Esta obra lo tiene. En los papeles principales encontramos a Carlos Hipólito y Natalia Millán muy bien arropados por Armando del Río y Mapi Sagaseta.

Natalia Millán encarna su papel con solidez y precisión de cirujano pero quién más destaca es el siempre genial Carlos Hipólito. Estamos hablando de, sin duda, uno de los mejores actores que tenemos en España. Un tío que te puede transmitir dulzura y cariño mientras interpreta un personaje que no te da buena espina. Un actor que se lo pasa pipa en esta obra que pasa de la comedia al drama en cuestión de segundos.

Sería injusto desmerecer la divertida y acertada actuación de Armando del Río y Mapi Sagasta, esta última pasándoselo también en grande con un papel pequeño pero con mucha sustancia.

No es oro todo lo que reluce

Como dije, La mentira tiene un texto genial, uno diálogos que hacen sangre y unos actores en estado de gracia sin embargo su última escena me sobra por completo. En este juego de ambigüedades me resulta innecesario una escena final que remarca, innecesariamente, lo que todos ya sabemos. Una escena final que viene a explicarte, por si no te ha quedado claro, de que iba el tema. Un pequeño fallo que destaca por el alto nivel que hasta ese momento había mostrado la obra.

En resumidas cuentas

La mentira es una obra audaz, ácida, amarga y, definitivamente, tronchante. Una de esas con la que nos paras de reírte mientras piensas que lo que están contando, en el fondo, no es nada divertido. Una obra para pensar y reflexionar. Cuenta en su elenco con unos actores sensacionales entre los que destaca el inconmensurable Carlos Hipólito. Me sobra una escena final que viene a explicar, innecesariamente, lo que todos ya sabíamos.

Año: 2016 | Dirección: Claudio Tolcachir | Texto: Florian Zeller (Versión: David Serrano) | Producción: Carlos Larrañaga, Nicolas Belmonte, Olvido Orovio | Escenografía y vestuario: Elisa Sanz | Iluminación: Juan Gómez Cornejo | Reparto: Carlos Hipólito, Natalia Millán,  Armando del Río, Mapi Sagaseta

Adrián B.R.

Me encanta el cine, leer y escribir. Consumidor Cultural es el espacio dónde dedico mi tiempo libre a hablar de lo que más me gusta y a poner en práctica algunos de mis estudios.

Latest posts by Adrián B.R. (see all)

error: copyright
A %d blogueros les gusta esto: